• ¿Cuándo acudir a un logopeda infantil?

    19

    Oct

    ¿Cuándo acudir a un logopeda infantil?

    La logopedia infantil en Pozuelo de Alarcón es la disciplina que se encarga del estudio, la prevención, la evaluación, el diagnóstico y el tratamiento de los trastornos del lenguaje. En otras palabras, es el profesional que se ocupa de diagnosticar y tratar los problemas de comunicación que pueda presentar tu hijo, especialmente, si tiene dificultades para vocalizar y comprender las palabras escritas y habladas.

    Una de las mejores formas que tienes para tratar de identificar los posibles retrasos o anomalías en el aprendizaje de tus hijos es con la atención temprana. Conocer el proceso de adquisición normal del idioma en sus diferentes etapas te resultará de mucha ayuda para reconocer si existe algún problema. Es recomendable que, ante cualquier duda, lleves a tus hijos a un centro de logopedia infantil en Pozuelo de Alarcón donde los expertos podrán determinar con firmeza si hay que trabajar en alguna área.

    En muchos casos, un logopeda también te puede ofrecer la orientación necesaria para que, como padre o madre, puedas estimular el progreso lingüístico de tus hijos, además de darte las pautas para prevenir que se presenten problemas en el lenguaje durante la infancia. Y aunque cada niño tiene su propio ritmo de desarrollo, es importante que visites al logopeda si tu hijo ha cumplido dos años y aún no ha pronunciado su primera palabra o si ya tiene tres pero es muy difícil entender lo que dice.

    Lo que no debes hacer bajo ningún concepto es esperar a que el problema que presenta tu hijo se solucione por sí mismo, independientemente de la edad que tenga tu hijo. Ya que esta conducta puede acarrear mayores complicaciones en el aprendizaje de tu hijo que resulten más difíciles de diagnosticar y tratar.

    En Centro Logros contamos con los profesionales para diagnosticar y tratar los posibles trastornos del lenguaje de tu hijo.

  • Las consecuencias del 'bullying'

    22

    Ago

    Las consecuencias del 'bullying'

    Desafortunadamente, los niños que necesitan la ayuda de la psicología infantil en Las Rozas para enfrentar los problemas psicológicos derivados de los episodios frecuentes de bullying son más de los que nos gustaría.

    Es cierto que la psicología infantil en Las Rozas suele resultar muy eficaz para estos casos. No obstante, nuestro objetivo como sociedad debe ser el intentar erradicar totalmente este tipo de violencia. Debemos tener tolerancia cero frente al problema del bullying.

    Y es que, las consecuencias psicológicas que genera el bullying sobre sus víctimas son numerosísimas. Y lo que es todavía peor, pueden llegar a acompañar a los niños durante el resto de sus vidas.

    A continuación, puedes leer las principales consecuencias psicológicas del bullying:

    - Ansiedad. Se traduce en nerviosismo, problemas para dormir o problemas alimenticios (comer mucho o no comer casi nada). Tu niño también puede tener irritabilidad y otros síntomas psicosomáticos (como dolores frecuentes de cabeza o problemas gastrointestinales).

    - Depresión. Suele ir de la mano de la ansiedad, pero además suele provocar aislamiento social, anhedonia (incapacidad para disfrutar) y visión pesimista de la vida.

    - Bajada del rendimiento escolar, que puede perdurar incluso cuando el acoso ya haya finalizado.

    - La agresividad verbal y física de las víctimas con la gente que quieren (familiares principalmente), o, sencillamente, con quienes tengan más a mano. Esto es así porque quien recibe algún tipo de violencia desarrolla una mayor predisposición para descargarla posteriormente sobre otras personas.

    - Los pensamientos suicidas están muy relacionados con el bullying físico o virtual (ciberbullying). No en vano, debes saber que la Asociación Americana de Pediatras habla ya de una cifra cercana al 80 % del total de jóvenes que se suicidan.

    Si notas alguno de estos síntomas en tu hijo, no dudes en recurrir a la ayuda psicológica profesional. Recuerda que en Centro Logros estaremos encantados de ayudarte, siempre mediante las terapias psicológicas más eficaces del momento.

  • Cuando los niños no quieren comer

    20

    Jun

    Cuando los niños no quieren comer

    Muchas son las personas que acuden a un centro de psicología infantil en Majadahonda para averiguar uno de los problemas más comunes. Cuando un niño no quiere comer, el momento de la comida puede convertirse en uno de los más conflictivos del día. ¿Por qué no come nuestro hijo? Las razones pueden ser muy variadas.

    Suele ocurrir con una gran frecuencia, aunque el problema termina resolviéndose de forma espontánea. Los mejores profesionales en psicología infantil en Majadahonda saben que es normal que siempre haya niños que coman menos que otros, por lo que nunca debes comparar a tus hijos con sus amigos o primos. También es normal que haya alguna etapa de falta de apetito, la cual puede ser normal siempre que no se extienda demasiado en el tiempo.

    Para facilitar las relaciones con la familia y mejorar el comportamiento del niño con respecto a la comida, es importante que comáis siempre en el mismo lugar y fijéis unos horarios. Procura no picotear entre horas, ya que él también puede terminar reflejando esta conducta llegando sin hambre a las comidas principales. También es importante que no le des solo lo que le gusta de comer.

    Los niños deben comer de todo, siempre alimentos saludables. Si los acostumbramos desde pequeños, estos hábitos perdurarán para siempre. Procura siempre introducir nuevos alimentos. Por ejemplo, las verduras suelen ser lo que menos les gusta a los niños. Intenta modificar sus texturas para poder conseguir que las acepte o incluso hacer combinaciones sabrosas con otros alimentos que sí le gusten.

    Si observas que no quiere comer por la cantidad de comida, siempre es preferible que le coloques menos cantidad en el plato para que pueda comérselo todo. Intenta también estimular su apetito con especias sabrosas.

    Procura visitar profesionales para que os puedan ayudar. En Centro Logros Terapia Infantil estaremos encantados de ayudarte.

  • ¿Cuándo debe empezar a hablar un niño?

    23

    Apr

    ¿Cuándo debe empezar a hablar un niño?

    El habla y el desarrollo del lenguaje son una de las cosas que suele preocupar más a los padres y que, en numerosas ocasiones, les lleva a expertos en psicología infantil en Boadilla para que hagan una valoración del niño. En este artículo queremos hablarte de las etapas de adquisición del lenguaje, así como darte maneras de fomentarlo.

    Lo primero que hay que decir en este sentido, como con cualquier otro aspecto relacionado con la evolución y desarrollo de los niños, es que cada uno es diferente y, por ello, no se pueden homogeneizar sus avances, ya que cada uno tiene su propio ritmo. De todas formas, y por tomar un punto de partida, en cuanto al lenguaje, los expertos hablan de que entre los 10 y los 13 meses suelen decir sus primeras palabras sencillas, como pueden ser papá, mamá, gato, agua, hola, etc. Sobre los 20 meses su vocabulario estará entorno a las 200 palabras, y ya con 3 años sabrá unas 1500 palabras y será capaz de juntar varias palabras, haciendo frases sencillas del tipo "mamá, pan" o "quiero agua".

    Aun así, es posible que nuestro hijo no lleve este ritmo sin que ello tenga por qué supone nada, pero si apreciamos cierto retraso es importante acudir a un experto en psicología infantil en Boadilla para que sea un profesional quien haga una valoración, ya que una detección temprana es muy importante para el futuro éxito del tratamiento.

    En este sentido, es muy importante que desde el entorno se fomente el lenguaje desde casi recién nacidos. Lo podemos hacer hablándoles mucho y con frases sencillas, no solo contando cosas, sino también nombrando objetos o relatando lo que estamos haciendo ("ahora me ato los zapatos"), o también leyendo cuentos.

    Si después de leer este artículo todavía tienes dudas sobre la adquisición del lenguaje, desde Centro Logros Terapia Infantil estaremos encantados de ayudarte.

  • Cómo saber si debo llevar a mi hijo al psicólogo

    21

    Feb

    Cómo saber si debo llevar a mi hijo al psicólogo

    Primero debemos de decir que hay que romper un tabú, no pasa nada si necesitamos un centro de psicología infantil en Las Rozas, no tiene que preocuparnos en exceso, no ocurre nada por ir a un psicólogo.

    La psicología infantil en Las Rozas y en cualquier lugar del mundo tiene una serie de técnicas comprobadas y contrastadas que ayudarán a nuestro hijo a mejorar y sentirse bien.

    Se nos pueden plantear dudas acerca de la necesidad de ayuda psicológica para nuestros hijos, pues bien, desde aquí te vamos a dar una serie de pistas para que sepas bien en qué casos es importante hacerlo.

    Por un lado, tenemos que estar atentos a los cambios en el estado de ánimo de nuestros hijos, por ejemplo, si lo vemos especialmente triste o nervioso de repente y se mantiene así un tiempo, a pesar de encontrarse en perfecto estado de salud.

    Hay problemas psicológicos en niños que se manifiestan a través del sueño. Podemos encontrarnos con niños que tardan mucho en dormir, que se despiertan muchas veces o que tienen una serie de alteraciones como pesadillas o terrores nocturnos.

    Es básico mantener un buen dialogo con los maestros de nuestros hijos, ya que ellos pasan muchas horas en el colegio y cualquier problema será detectado por los docentes.

    Las rabietas por sí solas no son un motivo de tratamiento psicológico por sí mismo, ya que estas forman parte del desarrollo de la personalidad del niño. Desde Centro Logros Terapia Infantil recomendamos paciencia y sobre todo mucho cariño en estos casos, ya que las rabietas son producto de la falta de herramientas de los niños para expresar de manera correcta sus emociones. Es básico que los niños conozcan las emociones y tengan sus propias herramientas para controlarlas y gestionarlas correctamente. La inteligencia emocional les ayudará a conseguirlo.

  • Ansiedad de separación infantil

    17

    Ene

    Ansiedad de separación infantil

    Los niños desde bien pequeños odian separarse de los padres. A partir de los 8 meses de edad ya lloran para que dicha separación no llegue.

    ¿Qué es eso de ansiedad de separación?

    Es una enorme angustia por parte del niño cuando se separa de su cuidador principal, normalmente la madre.

    Los bebés sienten miedo al tener que explorar el mundo sin sus figuras de apego. Los padres le dan la seguridad de que nada malo les va a suceder y cuando no están, sufren.

    ¿Es normal?

    La ansiedad de separación es algo normal dentro de la evolución y desarrollo del pequeño si se produce entre los 8 y los 14 meses. Tras ese tiempo, el bebé aprende que sus papás volverán, que siguen existiendo aunque él no pueda verlos y que cuando no están, también está siendo cuidado.

    ¿Qué ocurre si se mantiene después de los 14 primeros meses?

    Después de ese tiempo hay que trabajar para que los niños aprendan a explorar el mundo con más libertad. Los 14 meses no son una barrera indiscutible para considerar toda la ansiedad de separación que se produzca después como algo preocupante. Cada niño tiene su ritmo pero sí es cierto que si la situación se alarga demasiado hace que esa conducta se instaure, se convierta en una rutina y sea más difícil de modificar.

    ¿Por qué mi niño no aprende sólo? ¿Tiene algún problema? ¿Qué he hecho mal?

    Puede haber distintas causas: no haber hecho separaciones progresivas de separación, procurarle una protección excesiva, algún trauma en separaciones anteriores o necesidad de reforzar el vínculo del apego. Debemos ayudarlos a desarrollarse como niños seguros y para eso también hay que trabajar con los padres. Ellos también deben aprender cómo reaccionar y llevar a cabo dicha separación.

    Ante todo es normal que no todos los niños aprendan solos. No hay culpables pero sí hay soluciones. En el Centro Logros te escuchamos y te ayudamos a encontrarlas. Cuéntanos tu caso en una primera consulta gratuita y te propondremos un plan de trabajo específico para ti y tu familia. 

  • Los niños también pueden llegar a estar deprimidos

    11

    Ene

    Los niños también pueden llegar a estar deprimidos

    Como expertos en psicología infantil en Boadilla hemos ayudado tanto a adultos como a niños para que sean más felices y tengan una mayor calidad de vida. En nuestra sociedad, poco a poco, se está normalizando el pedir ayuda profesional en el terreno psicológico. Esto quiere decir que son cada vez más las personas que confían en expertos como nosotros para tratar cualquier situación de manera exitosa. Esto es algo positivo, pero también es importante recordar que los niños y los jóvenes también pueden necesitar de nuestra ayuda.

    Los más pequeños de la casa también pueden tener sus problemas y la solución nunca es mirar hacia otro lado. Muchas familias no saben que los niños también pueden llegar a estar deprimidos. Es normal encontrar casos de padres que ante los indicios de una depresión, creen que sus hijos simplemente están pasando por un momento de cambio normal en su edad. Esto es un error, ya que ante una situación así, lo mejor es contar con expertos que estudian la situación.

    Cuando un joven o un niño sufre una depresión cuenta con menos herramientas que un adulto para gestionar la situación, por eso en un marco así hay que ayudarle y no dejar que se complique más todo al quitarle importancia.

    No hay que ser alarmistas, pero es necesario visibilizar este tipo de situaciones para que las familias siempre estén atentas sobre lo importante que es poder contar con un especialista en psicología infantil en Boadlilla cuando es necesario.

    En el Centro Logros te estaremos esperando.